4. Petarlo con los anuncios de texto